sábado, 1 de agosto de 2009

Alimañas pasajeras.


Derramamos en el mundo el odio que sentimos por el hombre, insultamos a la sociedad, a las convenciones, a los hombres. Nos aliamos para desahogar nuestra gran desilusión no en aquellos que amamos, sino en desconocidos o en símbolos.


Anaïs Nin

Cansada. Cansada, frustrada y deprimida por Alimañas Pasajeras que bloquean mi personalidad.

Vuelvo otra vez al mismo estado, un estado totalmente anclado, que ha bloqueado mi personalidad, fuerzas externas que coaccionan mi libertad, mi libertad de vivir, sentir y pensar que maravilla y a la vez repulsa a las Alimañas Pasajeras.

Esa repulsa se reproduce una vez conocido lo maravilloso, y lo maravilloso una vez conocido la repulsa, se la devuelve, en forma de llantos ahogados en la noche, en demasiados días a solas, en demasiadas páginas escritas. Es un feedback permanente que se retroalimenta.

Pero yo solo quiero alimentarme de lo maravilloso y no retroalimentarme de la repulsa, del asco, del miedo, de la incertidumbre.

Lo único que pido es que yo pueda ser yo para siempre.



De vuelta al goterón,que la injusticia da
amargo rastro lento
que recuerda quien son los buenos

Y el parpadeo brutal
de los ojos que ven la verdad
recuerdos, recuerdos del ayer
que vuelven, que vuelven a estorbar

Y mi sangre sigue siendo sangre buena a medias
y el traje de lobo con los años aunmenta y se puebla de niebla
y el sudor que deshidrata las bellas conciencias
es fruto del calor que desprendes alimaña pasajera

De nuevo el marear
de las vueltas que la vida se dispone a dar
me quedo pasmao, me lo fumo doblao
y sigo malgastando las horas
y canto, y canto por cantar

Y ay,ay,ay,ay,ay que es mentira lo que dibujas en mis oidos, y lo se
y que me entra la risa tonta y a la vez que bloqueas mi persona, y a la vez que bloqueas, y a la vez que bloqueas mi personalidad.

Y mi sangre sigue siendo sangre buena a medias
y el traje de lobo con los años aumenta y se puebla de niebla
y el sudor que deshidrata las bellas conciencias
es fruto del calor que desprendes alimaña pasajera

Y mi sangre sigue siendo sangre buena a medias
y el traje de lobo con los años aumenta y se puebla de niebla
y el sudor que deshidrata las bellas conciencias
que son fruto del calor que desprendes alimaña pasajera
pasa pasajera pasajera pasa pasajera, pasa pasajera....

1 comentario:

juanpa_zgz dijo...

Pasará mucho tiempo para que el miedo no forme parte de lo somos, y reza porque el asco forme poca parte de lo que seremos.

Pero reaccionamos al contexto, y tú, eso que entiendes por identidad, al menos se permite el lujo de darse cuentas de ciertas cosas. Y no deberia.

Pero, hasta que cambie ese contexto, nuestra única y más sincera libertad, me parece a mí, es la de poder darnos cuenta precisamente de ciertas cosas que nos retroalimentan. Por tristes y penosas que éstas sean.

¿Y el sentido?

Bueno, nos enseña qué es lo que buscamos del contexto... para perseguirlo, y con el tiempo, disfrutarlo.